Add new comment

Los japoneses merecen toda mi admiración, por su buen hacer y su constancia. Bss. Pilar.